Sep07

Si no estás dispuesto a todo esto, no compres ni adoptes un gato o un perro

Si no estás dispuesto a que tu mueble favorito acabe mordisqueado o arañado, no compres ni adoptes un gato o un perro.

Si no estás dispuesto a dedicar tiempo a educarlo y satisfacer todas sus necesidades, no compres ni adoptes un gato o un perro.

Si no estás dispuesto a tener que afrontar gastos veterinarios imprevistos y tal vez elevados, no compres ni adoptes un gato o un perro.

Si no estás dispuesto a planificar vacaciones y escapadas teniendo sus necesidades en cuenta, lo que a veces supone un desembolso importante de dinero, no compres ni adoptes un gato o un perro.

Si no estás dispuesto a que en tu horario diario se incluyan obligaciones ineludibles de alimentación, aseo, limpieza, paseos, no compres ni adoptes un gato o un perro.

Si no estás dispuesto a que en tu casa haya que barrer o fregar más veces, no compres ni adoptes un gato o un perro.

Si no estás dispuesto a tener que ese animal te acompañe mientras tu vida cambia (hijos, pareja, mudanzas, cambios de trabajo, de horario…), no compres ni adoptes un gato o un perro.

Si no estás dispuesto a afrontar posibles problemas de comportamiento que requieran la ayuda de especialistas en comportamiento animal (etólogos) no compres ni adoptes un gato o un perro.

Si no estás dispuesto a dar a tu animal una vejez digna que tal vez implique más gastos, cambios y limpieza, no compres ni adoptes un gato o un perro.

Si no estás dispuesto a considerarle un miembro más de tu familia, no compres ni adoptes un gato o un perro.

Tener un perro o un gato no es obligatorio. En absoluto. Debe ser una decisión meditada y consciente. Ojalá miles de personas que todos los años compran, adoptan o aceptan como regalo animales, no lo hicieran, nunca les abrieran las puertas de su casa. Se reduciría notablemente el número de abandonos, de sufrimiento innecesario.

Y recuerda, la adopción es la opción más ética, pero si te empeñas en comprarlo, la única manera de asegurarte de que no estás ayudando a que se lucre gente sin escrúpulos que explota a los animales es ver con tus propios ojos a la madre y en qué circunstancias la tienen criando.

Arcoíris 09

Iris fue rescatada por una señora de los pies de unos individuos que le estaban propinando patadas y amenazaron a la señora pero, por suerte, pudo salvar a la pequeña y no fue agredida. Iris es muy mimosa, tanto que era imposible hacerle fotos porque solo quería abrazos. Sólo tiene mes y medio.

Está en Murcia pero se envía a otras provincias. Se entrega con chip, vacuna, cartilla, desparasitada y compromiso de castración.

Contacto: tras el formulario.

Arcoíris 03
Arcoíris 01, En busca de una segunda oportunidad,

Empresario Colombiano Morales Fallon Gabriel Ricardo

Gabriel Morales Fallon trabajando por el medio ambiente

Gabriel Morales