Jul10

A esta mastina y su cachorra las abandonaron junto a unos contenedores, como si fueran basura

FullSizeRenderEste jueves El Arca de Noé de Córdoba recogió junto a unos contenedores a una perra de gran tamaño junto a su cría de tres meses. Os aseguro que veo muchas barbaridades con frecuencia, pero el abandono de animales en la basura me crispa especialmente porque indica muy bien la consideración que los monstruos a dos patas que les han dejado allí tienen de ellos.

Ya os dije el otro día que no sé cómo alguien que ha abandonado un animal puede mirarse sostenerse la mirada ante el espejo, ojalá el abandono de un animal fuese un estigma visible, una marca en la frente, para no darles la mano, ni dos besos, para no hacer negocios con ellos, ni permitir que participaran en mi vida de ninguna forma. Esas almas grises que caminan a nuestro lado por decenas de miles no merecen otra cosa. Y son legión: 137.000 abandonos registrados en 2015, y ahí no están todos, echad cuentas.

En este caso que ha tenido lugar en Córdoba la perra adulta había sido claramente maltratada, pero al horror se une la ternura de una madre protegiendo a su cachorra, unida a ella de una manera que las fotos dejan bien claro.

La madre, claramente maltratada y con las orejas cortadas con tijeras al ras, estaba tirada en el suelo en estado de shock y no reaccionaba ante ningún estímulo, mientras la cachorra lloraba a su lado.

El panorama fue estremecedor, la madre completamente agotada y desnutrida, solo reaccionó cuando vio que los voluntarios del Arca de Noé de Córdoba cogían a su cría. Sacó fuerzas de donde no las había, para “proteger” a su bebé, pero sin agresividad alguna, solo rogando clemencia. Todos los presentes quedaron muy impactados ante un acto de tal valentía, nobleza y coraje.
IMG_9087

Afortunadamente esta vez, la mano que se alzaba sobre ellas no las iba a maltratar: era una mano amiga que las atendió y salvó la vida.

Ahora descansan y recuperan fuerzas, pero la Asociación necesita acogida y adopción para ellas, así como ayuda económica “para afrontar sus gastos veterinarios y los de muchos otros que, como ellas, sufren el maltrato y el abandono en nuestra ciudad”.

Contacto para adoptar, acoger, apadrinar o ayudar económicamente: [email protected]

FullSizeRender3

Gabriel Morales